NOTICIAS
IMPRIMIR PAGINA ENVIAR A UN AMIGO
11 años de servicio y compromiso
Fecha: 16-11-2012




Gabriel Díaz tiene muchas anécdotas que contar cuando le preguntan sobre su labor en la Cruz Roja Americana Capítulo de Puerto Rico.  Gabriel aprendió sobre la Cruz Roja Americana en el 2001 cuando se inició como joven voluntario del Consejo de Juventud.

Durante su labor como joven voluntario, participó en muchas actividades que le mostraron la diversidad de los servicios que ofrece la Organización a la comunidad de Puerto Rico.  Además, tuvo la oportunidad de participar de un viaje con otros voluntarios a Phoenix, Arizona, en el cual conoció a otros jóvenes hispanos quienes también marcaban huellas en su comunidad a través de su servicio voluntario. No obstante, su relación con la Cruz Roja Americana no terminó cuando se graduó; sino que continuó estando presente para brindar sus servicios en donde los necesitaran.   “Unirme a la Cruz Roja Americana es una de las mejores decisiones que he tomado hasta el momento. Nunca pensé que ser parte de este movimiento y tener la oportunidad de impactar directamente a la sociedad cambiaría mi vida. Luego de más de una década, puedo decir que cuento con una segunda familia y con las herramientas claves para seguir creciendo como una persona de provecho en la sociedad”, expresó Gabriel.

Hoy en día, once años después de su primera experiencia con la Cruz Roja Americana, luego de una carrera universitaria y a punto de finalizar su grado de Maestría de la Universidad del Sagrado Corazón; Gabriel se desempeña como gerente de la tienda Red Cross Shop en Puerto Rico y apoya al Capítulo de Puerto Rico en el desarrollo de los materiales gráficos.  Su actitud positiva y su disponibilidad de siempre ayudar a sus compañeros y voluntarios, son rasgos que lo definen como un digno cruzrojista. Por eso, en plena celebración del Mes Nacional de la Herencia Hispana, la Cruz Roja Americana Capítulo de Puerto Rico se siente honrado de contar con Gabriel en su equipo de trabajo y agradece todos los años de servicio… ¡y los que faltan!